Crema para mujer

¿Qué tipo de piel tengo?

Descubre cuáles son las necesidades específicas de tu cuerpo

Para que la piel luzca radiante hay que tener en cuenta que cada tipo de piel necesita un tipo de cuidado diferente.

Cuidados a la medida de tus necesidades

Escoger el cuidado apropiado para tu tipo de piel es la mejor forma de conseguir una piel suave y bonita. Decide cuáles son los mejores productos para el cuidado de la piel en función de las necesidades específicas de tu tipo de piel.

¿Cuál es tu tipo de piel?

  • La piel normal es suave y flexible por naturaleza, no tiene zonas secas, ni acusa tirantez. No es sensible y tiene una buena circulación sanguínea. Pero incluso la piel normal , "casi perfecta", necesita hidratación y protección para mantener su aspecto saludable. Una loción hidratante de textura ligera es suficiente para aportar nutrición a este tipo de piel y mantenerla suave y radiante.
  • La piel seca necesita una hidratación a la medida de sus necesidades, ya que de lo contrario se puede resecar provocando picores y tirantez. 
  • ¿Te pica la piel, la sientes tirante y áspera cuando no utilizas una loción hidratante? Entonces es probable que tengas  la piel  seca y necesite que la cuides y la nutras con una crema para el cuiado de piel seca o muy seca para recuperar su barrera de protección natural. 
  • Para identificar si tienes la piel sensible, bastará con observar si tienes zonas enrojecidas; algo que también puede producirse como reacción a un cuidado incorrecto. Así que si este es tu caso, escoge un producto ideal para el cuidado de la piel seca.

Piel normal: un cuidado suave mantiene su equilibrio

Piel normal
La piel normal tiene un grado de hidratación equilibrado. Sin embargo para mantenerlo es necesario cuidarla a diario con una crema o una loción suave para mantenerla suave y saludable.

La piel seca requiere constancia

Piel seca
La piel seca exige un cuidado más exhaustivo. Su barrera de protección se debilita con mucha facilidad, provocando así que se reseque, se agriete y se vuelva áspera. Las cremas y las mascarillas nutritivas restauran la capa lipídica de protección.

Piel muy seca: protégela con NIVEA

Pieles secas y muy secas
Las pieles secas y muy secas necesitan la aportación de lípidos e hidratación ibntensiva para poder restablecer su capa de protección natural. Las cremas nutritivas que proporcionan un cuidado intenso son un aliado clave para cuidarlas.

Pieles maduras o sensibles

Los productos antiedad están creados expresamente para mantener la elasticidad de la piel madura. Este tipo de pieles acentúan su sensibilidad y por lo tanto necesitan lociones suaves pero altamente nutritivas para mantener su equilibrio.

Piel sensible: cuidados suaves de gran eficacia

Sensitive Skin
Las pieles sensibles necesitan una nutrición y un cuidado especiales. Los cuidados suaves estabilizan el grado de hidratación de las pieles sensibles y previenen las irritaciones.

Piel madura: los productos de NIVEA garantizan su regeneración y elasticidad

Piel madura
A medida que van pasando los años, nuestra piel va perdiendo firmeza y elasticidad. Escoge los productos de belleza adecuados como NIVEA Q10 Body Milk Reafirmante, que ha sido mejorado incluyendo el doble de cantidad de Coenzima q10.

Te recomendamos