Desodorante Header

¿Cuál es el mejor desodorante para ti?

Encuentra el desodorante perfecto

Según un estudio, dos de cada tres mujeres usan regularmente desodorante. ¿Cuál te gusta a tí: roll-on o spray? Sigue leyendo para descubrir cuál es el que mejor va contigo.

Un tipo de desodorante para cada tipo de persona

Descubre los distintos tipos de desodorantes con NIVEA

  • Los desodorantes en spray gozan de una gran popularidad desde 1965. Hoy en día, siguen siendo el número uno indiscutible entre las preferencias de los consumidores. El desodorante se aplica cómodamente apretando el botón del pulverizador y garantiza la distribución ideal de los ingredientes activos y nutritivos. Refresca toda la axila y proporciona una agradable fragancia. 
  • El segundo tipo más usado es el desodorante de bola o roll-on, que se comercializa desde los años 50. Gracias a su práctico aplicador, puedes aplicar los ingredientes activos del desodorante con una gran precisión.

NIVEA Protege & Cuida Spray: el cuidado más delicado de NIVEA

¿Sabías que el desodorante anti-transpirante NIVEA Protege & Cuida Spray ha sido elaborado con los ingredientes y aroma únicos de NIVEA Creme? La gama Protege & Cuida cuenta con una fórmula de rápida absorción sin alcohol, especialmente desarrollada con ingredientes de preciadas propiedades que dejan la piel de la axila suave y cómodamente seca

La línea Protege & Cuida garantiza una sensación de frescor y cuidado durante todo el día; al tiempo que su fragancia única de NIVEA Creme muy familiar para muchos evoca o evocará momentos de protección y cuidado para todos.
También disponible en versión masculina ideal para el cuidado del hombre con una fragancia refrescante y una fórmula que ofrece una protección eficaz y un cuidado libre de irritaciones.

Protección y axilas suaves y secas al instante: NIVEA Talc Sensation

Yoga
El desodorante NIVEA Talc Sensation Spray te aportan 48 horas de protección con una delicada fragancia que aporta una sensación placentera de suavidad y frescor sobre la piel.

Mitos sobre desodorantes que persisten hoy en día

Sobre los desodorantes se dicen muchas cosas. Pero ¿son ciertas todas esas creencias? A continuación intentaremos aportar algo de luz.

Sweating makes you slim and sweat smells… or does it?

Do you think sweat smells bad? That’s not quite true. In fact, fresh sweat is absolutely odourless. It is only after it has been on the skin for some time and bacteria multiply there that the bad smell starts. As bacteria thrive in the moist areas of skin under your arms, these areas are in particular need of deodorant protection. 

There is also a persistent rumour that sweating makes you slim. If only that were true! Unfortunately this belief is wrong. When we sweat, we only lose water – not fat. The weight loss is balanced out even after taking a drink break. 

Belief number three: It’s not just sport that makes us sweat – spicy food has the same effect. There is some truth to this rumour! Hot spices boost our metabolism and promote the circulation. The body reacts to this by producing more sweat.

¿Los desodorantes manchan la ropa?

Antiperspirants
Los antitranspirantes pueden dejar manchas, sobre todo en la zona de las axilas. NIVEA Invisible For Black & White Clear Roll-on protege tanto la ropa negra como la blanca de los residuos blanquecinos e impide la aparición de manchas amarillentas.

NIVEA explains deodorant myths. Which are true and which are just rumours?

  • Si te das una ducha de agua fría, no sudas. Eso solo es cierto a corto plazo. Una ducha de agua fría reduce la temperatura corporal, pero nuestro organismo lo compensa poco después.
  • Si usas desodorantes sobre la piel recién afeitada, corres el riesgo de que se produzca una irritación. Falso: Los desodorantes no causan irritación, es el afeitado lo que la provoca. Te recomendamos utilizar una espuma o gel de afeitar para proteger tu piel y aplicar después sobre la axila un desodorante como NIVEA Double Effect Roll-on  que permite una depilación más eficaz y una axilas suaves durante más tiempo.
  • Otra creencia: los desodorantes y antitranspirantes taponan los poros de la piel. En realidad, los desodorantes antitranspirantes estrechan durante un tiempo limitado los poros, reduciendo así la producción de sudor en esa zona. De esta forma, la sensación de protección y seguridad que deja un desodorante está garantizada y no tiene absolutamente ningún efecto negativo para tu piel, que puede continuar transpirando libremente.

Te recomendamos